29 de junio de 2014

Sangre a 67€ la bolsa... segunda parte (el que tiene boca, mete la pata)

(Esta entrada es una revisión y rectificación de la entrada titulada "Sangre a 67€ la bolsa, otra mentira de Internet", si has llegado a este post directamente, te recomiendo que leas antes el otro)

El que tiene boca se equivoca, y normalmente el que lanza lo que le sale de la boca a la red, más aún. Y si el viernes yo propugnaba que hay que tener mil filtros con lo que se lee en Internet, no me acordé de tener otros mil con lo que te cuentan por la calle.

El sábado, representantes de la Asociación de Trabajadores Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid me comentaron por Twitter que lo que yo contaba en el post sobre la donación de sangre en Madrid no era verdad, o al menos no todo. De muy buenas formas y con mucha prudencia (cosa de agradecer en la jaula de fieras que a menudo es Twitter) me aconsejaron informarme mejor y me pasaron documentación.

Por supuesto, hubo alguno que aprovechó para llamarme ignorante sin aportar nada constructivo. Cómo mola atacar escondido detrás de una pantalla.

Entre la documentación que me hicieron llegar estaba el convenio en cuestión. Yo me lo leí por encima en su día, cuando la avalancha de eventos energuménicos, y esta vez, aunque lo busqué para colgarlo, no lo pude encontrar. Error, claramente.

Así que, tras leer el documento y buscar más información, publico esta entrada para rectificar lo que estaba mal y matizar algunas cosas.

Antes que nada, dejar muy claro que ni la anterior entrada ni esta pretenden descalificar a ningún organismo que participe en la cadena de que va del donante al receptor de sangre.

Dicho esto, revisemos:

De las cosas que yo afirmaba en el post del viernes, las siguientes no era ciertas:

-"Cruz Roja paga el material estéril no reutilizable".
Los suministros de bolsas, lancetas y demás material no reutilizable, los provee la Comunidad de Madrid, no Cruz Roja. Hay estipuladas entregas para el primer año de convenio (una cantidad) y casi el doble anual para todos los años que dure el convenio (un mínimo de seis).

-"Cruz Roja paga el material de uso continuo".
Lo mismo para camillas, tensiómetros, aparatos para medir la hemoglobina... En este caso, Cruz Roja debe reponer lo que sea necesario, pero de primeras se le da todo el que tenía el Centro de Transfusión de la Comunidad de Madrid.

-"En los autobuses va personal tanto de Cruz Roja como de la Comunidad de Madrid".
En los autobuses SÓLO VA PERSONAL DE CRUZ ROJA. Deja de haber enfermeros y médicos de la Comunidad de Madrid.

No sé qué interés pudieron tener en mentirme, sobre todo con una mentira tan fácil de tumbar. De hecho, creo que es algo que perjudica más que beneficia, ya que la confianza que yo pudiera sentir por esa persona casi que se evapora.


Sin embargo, las siguientes cosas que comenté sí son ciertas:

-Cruz Roja paga el combustible y mantenimiento de los vehículos.

-Cruz Roja paga los salarios del personal de los autobuses. De hecho, se ha contratado a bastantes sanitarios para cubrir las plazas de los autobuses cedidos.

-Se ha hecho un registro único de donantes aunando las bases de datos de Cruz Roja y de la Comunidad de Madrid.

Es decir, que sí hay gastos que cubrir.


Por último, unas cuantas cosas que yo no sabía y me han llamado la atención al leerlas en el convenio.

-La Comunidad de Madrid se encarga ahora del análisis, el abastecimiento y la distribución de la sangre a los hospitales de la región, tanto públicos como privados (antes del convenio, la CM sólo daba sangre a centros públicos, y CR a privados, otras comunidades, etc).

-La Comunidad de Madrid, pese a poner su logo en los autobuses y facilitar el material, renuncia a cualquier responsabilidad de lo ocurrido durante las donaciones. Si a ti en un descuido te matan, la responsabilidad es exclusivamente de Cruz Roja.

-En el convenio no se detalla qué está pagando la Comunidad de Madrid a Cruz Roja. Sólo se estipula la cantidad pero no el servicio. Para mí, esto es la base del bulo de la venta de sangre, y es una metedura de pata.

En fin, esto es lo que he aprendido y sacado en claro tras hacer los deberes. Pido perdón por haber hablado sin saber de parte de la historia.

Asimismo, vuelvo a repetir los dos puntos que para mí son los más importantes, y en los que creo que es necesario insistir hasta la saciedad.

-La venta de sangre en Europa es ILEGAL y por tanto Cruz Roja no está vendiendo sangre a la Comunidad de Madrid.
El precio de 67€ por bolsa de sangre (que está desafortunadamente así expresado, llamando a equívoco por todas partes) es un cálculo de lo que vale el servicio de Cruz Roja como extractora. Se ha delimitado un cupo de extracciones que Cruz Roja debe realizar, y se ha estipulado un precio por cada una de ellas. Pero no se compra la sangre, sino que se paga el servicio. Puede parecer lo mismo, pero no lo es. Ni la Comunidad de Madrid ni Cruz Roja comercian con la sangre donada en España.

-Este convenio es una privatización de un servicio de la sanidad pública, contra el que se debe protestar.
Dado que la Comunidad de Madrid continúa extrayendo en los hospitales y centros de salud, una buena forma de protesta es dejar de donar en autobuses e ir directamente a los centros médicos. La PEOR forma de protestar es dejar de donar. De hecho ni siquiera es una forma de protestar, es pasotismo absoluto.
Atacar, agredir e insultar al personal de Cruz Roja tampoco es una forma lícita de protestar. Es ir contra trabajadores que no tienen ninguna culpa de la privatización del servicio, y que hacen una labor estupenda favoreciendo que quien quiera donar, done.
Dejar de donar con Cruz Roja en otros lugares donde no exista esa privatización (por ejemplo, en Andalucía) tampoco es una buena forma de protesta.

Y eso es todo. Creo que ya está toda la información del tema que puede resultar interesante. Por supuesto, ni borro ni modifico la entrada anterior, porque la metida de pata fue ésa y fue así, y al final tener más puntos de vista siempre enriquece, aunque sea sobre la compulsión de mentir del ser humano cuando se siente atacado.

Queda publicada la primera rectificación del blog. Y me alegro, que estas cosas enriquecen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario