3 de junio de 2014

Los reyes de mis cuentos nunca abdicaron

Rey abdica
Resulta que el rey ha abdicado.
Desde luego el personal ya no tiene aguante ninguno. Hace un año y pico se jubiló el Papa, y hoy va el rey y abdica. ¿¿Pero esto qué es??
¿Dónde ha quedado la regia imagen del soberano en su lecho de muerte, con las manos de su heredero entre las suyas, temblorosas, pasándole la corona con sus últimos gestos, los ojos llenos de lágrimas y el heredero acojonado de que al final el rey no la espichase y se quedase sin corona el descendiente?
¿Qué pasa con ser rey hasta que Dios te llame a su lado, estés como estés, aunque tus consejeros tengan que leer, firmar y pensar por ti, como si fueras un Theoden cualquiera?
¿Y esos reyes que fallecían en honorable y gloriosa batalla, o de una indigestión mal tratada, hinchados de gota?
Se están perdiendo las tradiciones.
Coño, ya que nos empeñamos en mantener una institución tan absolutamente anacrónica como es la monarquía, ¿de verdad es tanto pedir que los reyes se vayan al cielo de los monarcas (que, por supuesto, es VIP) con las botas puestas y la corona calzada? Que si se hacen las cosas se hacen bien...

Pero bueno, como nosotros las hacemos a medias, y la sociedad ha degenerado, y los representantes de San Pedro en la Tierra se van a jugar a la petanca en una casa de campo, y los príncipes se casan con las plebeyas sin vestirse de mendigos ni nada, y las princesas se visten de Gucci y no de Disney... pues el rey abdica. Vaya mierda. Ni de la inmutable monarquía se puede fiar ya una para mantener las tradiciones.

rey elefantesLo que más me ha asombrado de esta decisión real, ha sido la reacción popular. No, no el apoyo al rey. No, no la convocatoria de manifestaciones republicanas casi instantánea.
No.
Los cartelitos.
A los veinte minutos de enterarme de la noticia, ya tenía el móvil totalmente desbordado de cartelitos humorísticos de todos los colores sobre el rey, Felipe, Letizia, y hasta alguno de Froilán.
La guasa popular no conoce límites, y más con lo que ha dado que hablar la casa real últimamente.
De lo único que no me ha llegado nada ha sido sobre Cristina y esposo. Se ve que ya se agotó el tema cuando el juicio.

En fin. El rey abdica.
Y toda la sociedad, las redes sociales, los desayunos en el curro, las conversaciones en los grupos de wasap... se convierten en un foro político. Por un lado, el consabido debate monarquía vs república, con argumentos que van desde lo más razonable, inteligente o pragmático a la demagogia más vomitiva o el casposismo vergonzoso.
Luego, cuestiones de interés humano, ¿dónde va a vivir Juan Carlos ahora? ¿Volverá a compartir casa con Sofía? ¿La casita de los príncipes de Asturias... pasará a ser la nueva casa de muñecas de Leonor?
Se despiertan, asimismo, dudas protocolarias (que deberé consultar con Melazzura en cuanto pueda): ¿Qué será ahora el rey, titulísticamente hablando? ¿Qué será la reina? ¿Cuál es la línea sucesoria completa? ¿Dónde se sentará ahora Letizia? ¿Tendrá que llevar peineta nueva? ¿Tendrá Felipe que cazar elefantes o eso no va con el cargo? ¿Cómo se hará la coronación, firmando los Principios del Movimiento Nacional, como su padre, o con una ceremonia más casual (pronúnciese con acento fónico en la primera a)?
Hay muchas preguntas sobre economía que nos asaltan: ¿Las monedas de uno y dos euros de ahora siguen valiendo? ¿Habrá que acuñar otras? ¿Van a empezar a servir únicamente las gordotas que hicieron cuando se casó el Príncipe? ¿Quedará bien el perfil de Felipe en las monedas? ¿Y si queda mal? ¿Se podrán retirar las monedas por antiestéticas?
Por último, no son pocos los que especulan sobre las razones de esta decisión juancarlista: ¿Se encontrará cansado, como Benedicto "Equisuvepalito"? ¿Le han dicho en la Seguridad Social que a su edad, y con un par de años que lleva de operaciones, bajas, altas, puntos y rehabilitaciones se tiene que jubilar? ¿Se va a vivir el amor? ¿Le ha asustado Pablo Iglesias? ¿Todas las respuestas son correctas?

Españoles, navegamos en un mar de dudas. Sin timón, velas ni GPS.

Por supuesto, todos los ciudadanos tienen su opinión, o eso creen ellos. En la mayoría de los casos se trata de un copiapega marranero del ideario político escuchado en casa, o en la tele, o parafraseado del gurú que cada uno ha escogido.
En algunos casos (raros) se trata de argumentos, ideas y opiniones que verdaderamente se han fraguado en la mente y conciencia de uno mismo, alimentado con libros, películas, conversaciones y vivencias. Pero son los menos. El español medio es un experto de barra de bar consumado, maestro liendre que de todo sabe y nada entiende, y al que le encanta hablar sin saber diciendo que sabe. Y eso da lugar a divertidísimas conversaciones, porque a poco que haya uno con cierta idea de Derecho, Historia o Protocolo, el debate resultante es como soltar un zorro entre gallinas y salir corriendo. Mucho cacareo, muchas plumas al aire, y al final el zorro se relame victorioso.

puerta del sol manifestacionMuchos se han lanzado hoy a la calle, con una rapidez tan enorme que no ha dado tiempo a pedir permiso. Aunque claro, teniendo en cuenta que nos están controlando en Twitter, igual convocar concentraciones pacíficas se considera un insulto al espíritu patrio, y habría sido peor pedir autorización y poner apellidos y DNI a los convocantes de las redes sociales. Que por 140 caracteres mal contados le llevan a uno a Guantánamo a aprender sobre la libertad de expresión en Internet y sus consecuencias.
¿Cómo? ¿Corrupqué? No, eso no es delito hombre, es pecadillo venial que con ofrendas se expía.

Y en la Puerta del Sol estaba reunido lo peor, lo mejor y lo regulero de cada casa. Niñas con pendientes tricolores, jóvenes con rastas, sin rastas, con banderas y sin banderas. Señoras de mediana edad con pañuelos republicanos al cuello. Octogenarios y octogenarias metidos en el meollo de la concentración... La media de edad rondaba más los treinta y cinco que los veinte, y el número de asistentes andaba más cerca de los tres mil que de los trescientos. Y cuando en esos medios de comunicación nuestros digan que eran doscientos antisistema intento de universitarios, no se lo crean que yo he estado allí, y tengo documentación que lo demuestra.
Eso sí, no piensen que la tele, la radio, la prensa y el periódico de interné actúan de mala fe. Probablemente se equivocaron de sitio, y en vez de a la Puerta del Sol se fueron al SuperSol. Y claro. No había casi nadie porque un lunes a las ocho de la tarde en el supermercado del barrio ya sólo quedan dos tomates pasados y un par de paquetes de lentejas. Animalicos.

rey 23fPero yo sí que me enteré del sitio, y allí me fui. A sentirme muy orgullosa de ser española y estar en Madrid, de ver una manifestación ejemplar: Sin vandalismo, sin violencia, sin mal rollo. Con las banderas republicanas (que esta vez sí procedían, de tanto llevarlas a las manifas por sistema, al final por fuerza en alguna aciertan), y las que cada uno se quiso traer de su casa: De la comunidad autónoma, de su partido, de su barrio... Qué más daba.

Y los gritos, de todo un poco: "España mañana/será republicana", "Re-fe-rén-dum", "¡Viva la República!...¡VIVA!", "Mañana diréis/que fuimos cinco o seis", el sublime grito de "¡¡¡Tipical espanis!!!" a un bus de turistas que tuvo la estupenda idea de pasar por allí, y alguno espontáneo que triunfó menos.

Todo esto en la Plaza llena, de bote en bote, con lecheras de la Policía nacional en todas las calles que a ella llevaban (muy tranquilitos los polis, mirando desde la barrera). Con ocasionales transeúntes que nada tenían que ver con la manifestación y que la atravesaban mirando al suelo como con vergüenza, no se sabe si por no estar participando o por si su compañero de mus les iba a ver allí con esos perroflautas.

Y, presidiendo el evento, Sergio Ramos en un anuncio XXXXXXXXXXXXXXXXL a fachada completa, con cara de estreñido seductor y un rótulo debajo que decía algo así como "campeón dentro y fuera del campo". Muy apropiado todo. Lástima que no anunciase Abanderado, porque nos habría ido al pelo.

Ya es tarde, cada uno se fue a casa, y en poco tiempo sabremos cuál es el siguiente paso de esta España nuestra, que tal vez mañana no amanezca republicana como prometían los cantos de hoy en Sol, pero que debería serlo a no mucho tardar. Bastantes derechos nos están quitando de los que siempre tuvimos, sería un detalle que nos concedieran el de elegir a nuestro Jefe de Estado en las urnas, como corresponde a cualquier democracia seria. Un derecho que perdimos hace 75 años y que no acabamos de recuperar del todo.

No será por no intentarlo. Al menos que se nos pregunte si seguimos queriendo que nuestro representante sea un señor cuyo único mérito ha sido nacer con un apellido concreto, y tener el dinero de muchos españoles, y el atesorado por su familia durante generaciones, para procurarse la mejor educación posible (qué menos) para su futuro trabajo.

Por cierto, ¿saben ustedes los dos orígenes que tiene la monarquía como institución poderosa? Por un lado, el de "Mi espada es más grande que la tuya, y yo gano", establecida por los romanos, los reyes godos y los almohades. Por otro, el de "Dios/Alá/El monstruo de espagueti volador ha elegido a mi dinastía por ser la más justa, buena, noble, regia y maravillosa, depositaria de toda su sabiduría y digna de reinar sobre vosotros", del que se aprovecharon David, Salomón, Carlos PrimerodeEspañayQuintodeAlemania, y los Borbones aquí presentes, que fueron refrendados, además de por Dios, por Francisco Franco.
¿Somos conscientes de que ésa, y no otra, es la institución que constitucionalmente representa a los españoles en el extranjero, capitanea las Fuerzas Armadas y tiene el derecho último a firmar o no las leyes? 
Pues deberíamos serlo.

En fin. Que don Juan Carlos I ha abdicado en su hijo Felipe, dejándonos sin la posibilidad de un rey como los de antes. Que el Papa se fue a vivir en el campo. Que las princesas no llevan vestidos de vuelo. Y que la democracia sólo es democrática cuando se elige lo que conviene a quienes tiran los dados del tablero del Risk en que vivimos.

Y yo que quería seguir creyendo en los cuentos de hadas...



rey abdica

6 comentarios:

  1. Mátame de la risa, hermami!! Por fin acertaron con la bandera en la manifa... sólo se estaban preparando antes!
    Ir a estudiar y encontrarme con esto, es delicia pura, gracias.

    Pero la pregunta del millón, la que importa de verdad... ¿esto entra en selectividad?

    (Escribí antes y no me publicó el comentario... pero yo no desisto!! Eso sí, ahora copio por si acaso hay que pegar después. Odio tu blog).

    ResponderEliminar
  2. Lo primero: pensaba que iba a leer otro tipo de "análisis" un poquito más serio; pero eso no quiere decir que no me haya gustado ese punto de humor, esa acidez y ese salero que le has imprimido.Me he reído un montón, y he pasado un buen rato, que es de lo que se trata al leer estas cosas.

    Vamos al tema peliagudo que nos ocupa: la posibilidad de República. Actualmente, con la Constitución y la ley en la mano, una República no tendría cabida (con la CE en la mano, repito), ya que ésta determina que "la forma política del Estado Español es la monarquía parlamentaria" y posteriormente, en el Título II, art. 57 CE, de la Corona, se cubre asimismo las espaldas determinando que "la monarquía será hereditaria en los descendientes de Juan Carlos I de Borbón" y en el 57.2 se sigue con que "las abdicaciones, sucesiones y renuncias se regularán por LO". En el momento actual, para que Felipe VI no reinase, haría falta el siguiente proceso: el proceso de reforma restringido o extraordinario de la Constitución (disolver las Cortes, elecciones, volver a convocar las Cortes, crear una Comisión para realizar el mismo texto, votarlo y, entonces sí, someterlo a referéndum consultivo al pueblo español). Este proceso es largo, muy largo; porque como he dicho, no se trata sólo de crear un texto que contenga la República como modelo de Estado (vuelvo a puntualizar: la CE no lo permite); sino de nuevas elecciones. No creo que en los próximos 15 días se vaya a convocar una consulta, pero creo que Felipe VI nos tiene reservadas muchas sorpresas, y creo que impulsará la reforma de la CE. No digo en un período corto, pero digamos que sí de 3 a 5 años.

    Lo siguiente, no estoy ni a favor ni en contra de la República; básicamente, porque no puedo estar ni a favor ni en contra de lo que no conozco en la práctica ni en mis propias carnes. Puedo estar a favor de la monarquía parlamentaria que he vivido porque, debo reconocerlo, yo no he llegado a vivir mal en este período. Y obviamente, si no he vivido mal, no puedo renegar de ella. Además, que no sé si es una buena idea cambiar de forma de Estado cada 30 o 40 años, después de un siglo XX convulso en que España ha vivido varios períodos diferentes:

    - Hasta 1920, monarquía de Alfonso XIII (no parlamentaria)
    - Desde 1920 a 1931, Dictadura de Primo de Rivera
    - De 1931 a 1936, II República
    - De 1936 a 1939, la execrable Guerra Civil (por ambas partes, monárquicos y republicanos; me da igual quién o qué la inició; luchar hermanos contra hermanos me parece lo peor que puede pasar, independientemente de la ideología que se tenga).
    - De 1939 a 1975, la Dictadura de Franco
    - De 1975 a 1978, Transición
    - De 1978 en adelante, monarquía parlamentaria.

    Con este balance, no sé si lo más acertado sería cambiar. Y tampoco sé dar una respuesta de qué es lo mejor porque yo de la República sólo me he informado por los libros de Historia, de autores que sé que no tienden ni a la izquierda ni a la derecha.

    Lo único que sé, es que quiero lo mejor para nuestro país. Si lo mejor es la monarquía parlamentaria, la aceptaré y la respaldaré; si es la República, lo mismo.

    Lo que sí me parece un poco paradójico es que en la bandera republicana se luzca el pendón morado de Castilla (esa franja lila). No sé, es algo que no he entendido nunca, la verdad. Pero eso es una divagación mía XD

    Lo dicho, gran post ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vuelvo a recalcar: no estoy a favor ni en contra ni de la República ni de la monarquía parlamentaria XD Me he limitado a hablar con la CE y las leyes en la mano, desde el punto de vista de un conocimiento puramente jurídico y no práctico. No soy política, ni economista, y no sé qué es lo mejor ahora mismo para España. Pero vuelvo a repetir: lo que sea mejor para los míos, para mi país y para mí, será lo que respalde. Sea lo que sea ;)

      Eliminar
    2. Dictadura de Primo de Rivera, de 1923 a 1930. Perdón por el error XDDDDD Prometo dejar ya de escribir, que estoy divagando ya XD

      Eliminar
  3. ¡Sakura, te habrás quedado a gusto! xD

    Yo lo de no opinar sobre una república por no haberla vivido... con todos los respetos te digo que no le veo mucho sentido. Creo que se puede (y se debe) tener opinión sobre modelos políticos que no se han vivido, aunque esa opinión cambie tras vivirlos.
    Yo he vivido en Francia, que es una República, y a efectos prácticos no hay ninguna diferencia con España a nivel de Gobierno y representación, así que prefiero ese modelo porque es más democrático que la monarquía.

    Y si te digo la verdad, no tenía ganas de hacer un análisis serio, la gente se está poniendo demasiado digna y radicla con el tema, y yo quería pasármelo bien hablando sobre ello =P




    ResponderEliminar
  4. A lo que me refiero es que,obviamente, no puedo opinar con conocimiento de causa.Tú has vivido en Francia una República de primera mano:ya tienes más base que yo.La información que yo manejo,está contaminada por unos y otros XDDDD

    Y sinceramente te digo que ahora mismo no sé qué es mejor, la verdad.

    Bueno,sí:llamar a Daenerys Targaryen y que ocupe el trono.A eso no me opongo XDDDD

    ResponderEliminar