25 de marzo de 2014

The crooked kind, historia de un viaje imposible

(Hoy, por favor, escuchad esto mientras leéis)

Pisar la hierba con los pies descalzos, alzar la cabeza
Respirar. Hondo.

Sentir muy dentro esa voz única, inequívoca, que llama, invita, pide, decide.
"Ven"

Caminar.
Escuchar el crujido de las pequeñas ramas que se rompen al pisarlas.

Los ojos cerrados, la vista no importa, el camino se intuye bajo los pies.

Suena agua clara, cerca.
Un río.
Un mar.
Un arroyo.
El mayor de los océanos.
Qué importa.

El fluir azul se cuela en el Alma y parece acompasarse a los latidos de un corazón hecho de luz pura.

Miles de kilómetros hasta cualquier civilización, hasta cualquier palabra.
Silencio
el sonido callado del agua
la hierba
la música que resuena dentro sin llamarla


I heard you tellin' lies
I heard you say you weren't born of our blood
I know we're the crooked kind
But you're crooked too, boy, and it shows

Some get dealt simple hands
Some walk the common paths, all nice and worn
But all folks are damaged goods
It ain't a talk of "if," just one of "when" and "how"


Y en el tobillo izquierdo las flores brotan de los pétalos más bellos, y las huellas bajan poco a poco, dejándose sentir en el paisaje.
Cada paso afirmándose a la tierra, al alimento, a las semillas que nacieron y brotaron en el más fértil de los suelos.

Y en el tobillo derecho el alma se vuelve alas cubiertas de finas plumas, que al quedarse atrás exudan tinta. Alas para sentir las nubes más cerca, el cielo y sus palabras al alcance de la mano.
Cada paso haciendo que volar sea más sencillo, que el roce del Sol y los susurros de la Luna lo envuelvan todo.


So, collect your scars and wear 'em well
Your blood's a good an ink as any
Go scratch your name into the clouds

And pull 'em all... down


Calmar la sed y descansar a la sombra de un castaño de hojas doradas.


"¿Cuánto falta?"
"De ti depende"

Recoger la mochila y la sonrisa, andar unos pasos más, hasta una pared de roca tan alta que la vista parece perderse para siempre.
Afianzar los pies, las manos, y ascender.
Sin cuerda, sin pies de gato. Pluma y flor deberán bastar.
Sentir agujas de piedra rasgando la ropa al pegar el cuerpo a la pared, el miedo haciendo temblar las manos y los sueños.
Y subir, poco a poco. El sudor mojando las manos, dejando surcos en los labios, escociendo en los ojos al caer sobre las pestañas.
Un grito de dolor en cada músculo al estirar el brazo una vez más, al llevar las fuerzas más allá de lo posible.
Mientras el cielo se va cubriendo.


The thunder plays its drum
The air is heavy with the smell of storms
And I sit beside my brother and I feel him shake
As he laughs himself right back to sleep
And I'm laughin' with him

But I smell their blood
My finger's trace their faces in the wood
I hear their voices somewhere in my bones
I feel them sing along when I'm alone

When I'm not too frightened that is when I know


Y la lluvia se va derramando, al principio fresca y fina, dulce, amable y cómplice. Aliviando el calor, mitigando el ardor de los músculos fatigados.

Pero poco a poco la piedra se humedece, y los dedos encuentran más difícil agarrarse a la roca desnuda que llora.

Desde lo alto de la pared el agua cae, mezclándose con la tierra hasta formar un barro espeso y cálido. Sangre caliente y marrón que rezuma de las heridas de una tierra ya cansada. Las manos resbalando en el barro que oculta los salientes, las aristas afiladas del muro despiadado. Y de pronto la sangre roja de unas manos cuya piel fue demasiado suave se mezclan con la sangre oscura de las entrañas de la piedra.

Desesperación.
Miedo.
Cualquier movimiento en falso llevará a un vuelo muy corto que terminará en dolor
y oscuridad.
Pero no.

Los pies suben
las manos aferran
los dientes se aprietan
la sangre se seca
el barro se moldea
la lluvia cesa.

Lágrimas de esfuerzo, miedo y angustia
el final parece tan lejano como el infierno, en la senda hacia arriba.

Un paso más
reptar un centímetro más.
Arriba.

Hacia el único destino posible.


That I'm here with everyone
They're never truly gone
I know it's everyone
And I hear their songs

Oh, I'm lost with everyone

Poco a poco matojos y arbustos aparecen
la roca pierde
la vida vence
la flor se fortalece.

Y lo imposible se hace certeza, 
con un alivio impensable
y da fuerzas

Las manos se aferran a la tierra con las uñas
horizontal, al fin
amiga, al fin

Y tras los brazos va la cabeza
el pelo cubierto de barro
el torso

Durante un segundo, los pies quedan al aire, pataleando
y es la pluma quien toma el relevo
y da el equilibrio necesario para terminar 
y llegar.

Tenderse en el suelo, bocabajo al principio, girando poco a poco hasta mirar al cielo
dejando que las gotas de lluvia dulce llenen la boca y se lleven la sangre roja y la oscura


Incorporarse despacio, poco a poco, sintiendo la rodilla flaquear, casi caer.
Y aguantar.

Y ante los ojos un prado verde, hermoso, fragante, lleno de paz
hierba por la que caer rodando
el sonido del agua muy cerca

Y el mayor de los tesoros justo ahí
Entre los recuerdos de quienes no hicieron el viaje
pagado con la sangre derramada por la tierra, el cielo y el alma de quien subió
Abierto
Entregado

Sonreír dulcemente, comprendiendo, sintiendo, amando, confiando

En que si el viaje terminó no es el final
sino el siguiente escalón hacia una mayor felicidad.

Y bailar sobre la hierba al son de la lluvia que vuelve a ser aliada
mientras todo parece bailar al mismo tiempo


Shadows dance around the room
I know their names
I carry their blood too
They sing forgotten songs
But I know the words
They've been with me since I was born

As I grew I danced with them too

Ohhhh oh oh oh oh
Ohhhh oh oh oh oh

Ohhhh oh oh oh oh
Ohhhh oh oh oh oh





No hay comentarios:

Publicar un comentario