29 de enero de 2014

Manipuladores sexuales con piel de científico

La cantidad de estupideces que se pueden leer al día en internet es ilimitada. Y si uno se mete en periódicos supuestamente serios, aún más.

Me tropiezo con este enlace de ABC, que explica cómo evitar la masturbación. Leo el texto, completamente perpleja.
Partimos de la base de la libertad de prensa, de que cada uno publica lo que quiere, y de que los valores de cada uno los entiende el que los vive.

Aún así, leo con más atención la página, y me encuentro con que no es un texto redactado por ABC sino extraído de una página web que se llama Educar hoy, de su sección "Respuestas a un clic". 
Así que nada, entro en la web y me pongo a buscar respuestas. Y me horrorizo.

El portal está pensado para dar a padres y educadores herramientas para hablar con niños y adolescentes sobre sexo.
Es más, se enlaza a otra web llamada Jóvenes hoy, donde hay consejos directamente para los chavales.

Por esa parte, estupendo, el sexo un tema en el que hay muchísima desinformación con graves consecuencias.
Lo que pasa es que las herramientas que se dan son de este tipo:

"Algunas personas se masturban, sin más, refiriendo que “les apetece, les relaja, les divierte” y como “no hacen daño a nadie”, no ven nada malo en ello. Sin embargo, pueden acabar teniendo la sensación de estar dominadas por un impulso “incontrolable” que acaba siendo “un problema”. En ocasiones hay personas que afirman no poder abandonar con facilidad la masturbación, que están dominadas por este impulso y tienen una sensación profunda de insatisfacción personal que aumenta cada vez que ceden al mismo. Para estas personas es aconsejable, la consulta con un profesional serio y de confianza que les pueda ayudar a desengancharse (pueden ser bueno un médico, un psicólogo o incluso un asesor espiritual o religioso a condición de que entienda el problema y que la persona se pueda abrir totalmente con ese especialista)." (Texto completo aquí)

"La evidencia científica actual muestra que una persona no “nace” homosexual sino que se “hace” homosexual por diversas causas, que pueden resolverse con la ayuda adecuada.
La homosexualidad se retiró del manual de clasificación de diagnósticos médicos DSM en los años 70 por una votación del 25% de los miembros de la Asociación Americana de Psiquiatría y además no fue una decisión fundada en hechos científicos. No hay ningún precedente en la medicina de decidir si algo debe o no incluirse en un manual diagnóstico a través de una simple votación.
El cambio de la orientación sexual es posible con la ayuda de especialistas preparados para ello. Una persona puede reencontrarse con su heterosexualidad. "
(Texto completo aquí)

"La Planificación Familiar Natural (PFN) consiste en favorecer o evitar embarazos desde el aprendizaje del reconocimiento de la fertilidad humana y la adaptación de las relaciones sexuales a los momentos fértiles e infértiles del ciclo menstrual. Son métodos cuya eficacia práctica es alta, semejante a la de los métodos artificiales, y libres de efectos secundarios que uno aprende a utilizar con la ayuda de personas especializadas en ello. Favorecen la comunicación en la pareja y la participación de ambos en la gestión de su fertilidad." (Texto completo aquí)

"Se ha calculado en estudios científicos que, si se usa el preservativo correctamente, se disminuye el riesgo de infección aproximadamente en un 80%. Esto no quiere decir que se transmitirá el virus en el 20% de las relaciones sexuales. 
De hecho, el riesgo de infectarse de VIH en una relación sexual sin preservativo es el mismo que si se tienen 5 relaciones con preservativo." (Texto completo aquí)

Es evidente que todos estos "consejos" responden a una ideología muy concreta. De hecho, son similares a los que se pueden encontrar en la web oficial de los testigos de Jehová.

Aquí podemos entrar en un interesante debate sobre si las todas opiniones son respetables o lo son las personas, sobre hasta qué punto se puede permitir que se digan ciertas cosas en Internet, o sobre el daño que hacen determinadas ideologías a quienes la siguen por imposición familiar y no por convicción. Porque el sistema "no tengo sexo hasta el matrimonio-sólo tengo sexo con mi cónyuge-tengo los hijos que me lleguen-así que no uso condón-el aborto es maligno" funciona si todos los pasos se siguen al pie de la letra. En cuanto hay un adulterio, o un adolescente se calienta más de la cuenta, llegan los problemas y las ETS, y los embarazos no deseados, y las consecuencias dramáticas.

Pero no voy a entrar a esos debates, voy a algo mucho más simple:
Si entramos en la sección "¿Quiénes somos?" vemos que los encargados de esta web son médicos y profesionales de la Universidad de Navarra. De hecho, vemos que dicha universidad (que pertenece a la prelatura del Opus Dei) financia el proyecto. Es decir, efectivamente existe una ideología muy clara tras esos consejos.
Sin embargo, en ninguna parte se trasluce. No hay un crucifijo, ni el logo de la obra, ni se habla de ningún dios, ni se deja claro que se trata de una web de consejos basados en una ideología religiosa. Y ahí tengo yo el problema.

Porque una cosa es evangelizar, que va en ser católico, siendo claro y tratando de convencer al personal de tu doctrina porque es la mejor para tu Alma, y otra es dar consejos religiosos disfrazados de ciencia, estadística y trabajo por el bienestar social.
Porque si un adolescente que no es creyente, que quiere acostarse con su novia de forma segura y no quiere casarse con ella en absoluto cae en una de estas páginas y a priori le parece algo serio y objetivo, recibe el mensaje de "El riesgo de tener una relación sexual sin preservativo es la misma que la de cinco con preservativo". Y a lo mejor decide que si realmente el condón tiene tan poca fiabilidad, mejor no lo usa, no va a tener la mala suerte de contagiarse él por esa única vez.
Mientras que si ve claramente que es algo que pretende que se siga un estilo de vida concreto basado en una creencia, probablemente busque información contrastada sobre el preservativo, como ésta, en una web médica.

La sexualidad es parte de la vida, y decidir hacer de ella un tabú y una forma de control social, convertirla algo sagrado, o disfrutarla como se disfruta de la gastronomía es decisión de cada uno, y debe ser una decisión informada. Porque a nadie se le ocurre vender consejos anticlericales en páginas en nombre de Jesucristo. Sería una bajeza y una falta de respeto. Pues al revés, lo mismo, aunque algunos no se enteren.

Todo el que ha trabajado con jóvenes sabe que el tema del sexo les despierta una mezcla de interés morboso y vergüenza que lleva a que se hagan muchas estupideces. Lo último que necesitan es que les metan el miedo en el cuerpo y les digan cosas como que masturbarse les convierte en obsesos egocéntricos. Sobre todo cuando la evidencia sostiene que es una parte del desarrollo sexual de la persona y que, en muchos casos, ayuda más que perjudica. A nadie le parece mal que un niño se mire las manitas, aprenda qué forma tienen y para qué sirven. ¿Cuál es el problema con que haga lo mismo con sus genitales, que también son parte de su cuerpo, le van a acompañar toda la vida, y más de una vez va a tener que explicar a otra persona cómo quiere que los traten?

Vale, usted tiene problemas con ello porque es usted religioso. Estupendo. Pues eduque usted a sus hijos en no masturbarse porque su religión lo considera algo malo. Porque su religión considera que el único uso del sexo es la reproducción. Y explíquele que ésa es la única razón.
Pero no intente venderle a los hijos de los demás sus dogmas disfrazados de ciencia ni de consejos psicológicos en un portal de Internet con pinta de objetivo. Ni intente envenenar a sus hijos con el miedo al sexo disfrazado de datos estadísticos para que se lo cuenten a sus amigos.
No sea rastrero.
Porque yo no voy a preguntar en su iglesia qué clase de dios da a sus hijos predilectos órganos destinados únicamente al placer y no les deja utilizarlos para disfrutar. Porque no es asunto mío, yo ya busco mis propias respuestas a las grandes preguntas y no sería correcto por mi parte pasar por encima de la libertad de fe de los demás.

Que mucho escandalizarse cuando se protesta en templos, y cuando se hackean webs de obispados, pero de que nos metan doctrina por los ojos contra nuestra voluntad nunca se queja nadie.



3 comentarios:

  1. La verdad es que, aunque no lo parezca, la Iglesia en este país está en todos lados... Es impresionante. Por cierto, nunca te lo había comentado, pero tus imágenes que pones sueles ser cojonudas jaja. La última me troncho XD.
    ¿Además, qué pasa con que un hombre o una mujer disfrute con el cuerpo de su ser querido? Ya lo que faltaba, que nos quitaran hasta de follar, que al fin y al cabo es una manera de amarse y supuestamente eso es lo que lleva su mensaje..., supuestamente.
    Un saludete de Samuel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, me alegro de que te gusten las imágenes. La mayoría las rebusco por internet (salvo las de paisajes y alguna otra que hago por aquí), y le echo bastante rato, así que es genial que dejen buen sabor ^^

      Todos los poderes han querido insmicuirse en el sexo, da mucho poder sobre las personas... lo que me revienta es que lo hagan sin decir quiénes son, pero qué le vamos a hacer.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. He estado un buen rato leyendo atentamente las entradas de la página que enlazas, es muy triste y peligroso que utilice la doctrina del miedo de forma tan cínica. Al poco de leer se percibe nítido el trasfondo que quieren inculcar a través de sus consejos, aderezados con argumentos científicos parciales, además se dan por supuesto muchas cosas sin someterlas a un juicio crítico, por ejemplo: "En México, el campeonato nacional de robótica lo ganó un colegio de chicas. Verse libres de la comparación en una tarea que socialmente se adjudica a sus compañeros les permitió sacar todo su potencial".

    La sexualidad es una parte fundamental de nuestra naturaleza, se debería incentivar a los adolescentes a descubrirla, con una educación fundamentada en la ciencia por supuesto, y sin miedo, para que puedan disfrutar plenamente del sexo cuando llegue el momento, sin ningún tapujo o prejuicio.

    ResponderEliminar