2 de octubre de 2013

Símbolos

Cosas que llegan y se van en momentos inesperados
Símbolos a interpretar por quienes son capaces de detenerse a verlos.
Huellas depositadas con fuerzas nuevas, camino abierto.
Luchas de cada día reposadas con cada noche.
Fuego ardiendo en el cuello, inflamado de luz.
La esperanza más pura unida a la serenidad del mar.

Cerrar los ojos, cerrar las puertas, abrir las cortinas.
Y sentir en el pulso lo que habrá de ser.
Lo que debo hacer.
Cómo habrá de suceder.

No hay prisa.
No hay pausa.
Y cada día es un triunfo arrancado al destino y a la madrugada.
Y cada noche los sueños se apaciguan, aceptando el miedo.
Desaparecer con la angustia.
Reaparecer con la calma y la fuerza.
Dedo, cuello, ojos, Alma.
Cuero, cristal, mar, luz.
Sólo aparece el símbolo
para quien es capaz de verlo
y sólo tiene sentido
para quien sabe interpretarlo.

Y los minutos son peldaños
a escalar uno tras otro
hasta llegar hasta donde
no haga falta sentir miedo.

Tic
Tac
Tic
Tac
Tic
Tac

Más fuerte.
Más sabia.

Más lejos.




Y así nunca estarás sola



No hay comentarios:

Publicar un comentario