25 de octubre de 2013

Funambulista


Y cierra la puerta.
Y escóndeme entre las sábanas.
Y echa de aquí a quienes no saben, ni entienden, ni ven.
Y apaga la luz.
Y enciende las velas.
Y deja que los dedos resbalen en la almohada.
Y cuéntame mil cuentos de final incierto.
Y abrázame muy fuerte.
Y deja que me esconda cinco minutos.
Y mírame.
Y mira la luz que brilla dentro.
Y salta.
Y baila bajo la lluvia.
Y siente el corazón en el pecho.
Y ríe.
Y haz el muerto en el mar.
Y siente las olas meciéndote.
Y nota el Sol en las mejillas.
Y deja que la arena te roce los dedos.
Y siéntate en mi lugar secreto.
Y huye por una puerta oculta hasta el centro de la Tierra.
Y quédate mirando los ojos que te observan.
Y escribe una carta de amor.
Y lee cien palabras escondidas.
Y entierra el cofre del tesoro.
Y haz que el mundo se ilumine sólo por tenerte en él.
Y salta todo lo alto que puedas.
Y grita con toda el Alma.
Y mira a tu alrededor.
Y dibuja en tu rostro la sonrisa más bonita del Mundo.
Y siente ese aleteo en los dedos.
Y rasguea las cuerdas de la guitarra.
Y déjate la voz entre las notas.
Y déjate el Alma entre los pies.
Y camina sin zapatos por el suelo frío.
Y mírate al espejo sin rencores.
Y quiérete como nadie podría quererte nunca.
Y recorre el camino hasta el infinito.
Y da las buenas noches.
Y deja que tus párpados te cierren los ojos.
Y sueña con las cosas más hermosas.
Y sé tan feliz como puedas.
Y deja que amanezca.
Y mira cuán bella es la vida.
Y que no te importen las lágrimas, propias ni ajenas. Pues pasarán.






Funambulista, andando sobre un hilo de pescar.
Y asaltan en medio del camino el miedo, el dolor, la tristeza.
Y no tiembla el paso cuando se sabe justo el futuro.
Y todo el valor de un tigre sale del pecho con fuerza.
Un pie delante del otro, avanzando.
Los ojos vendados.
La vista no hace falta.
Las orejas selladas.
El oído no hace falta.
La nariz vacía.
El olfato no hace falta.
La piel callada.
El tacto no hace falta.
La boca cerrada.
El gusto no hace falta.

La intuición sabe, ve el camino con la claridad del fuego.
Sólo hay que seguir avanzando.

"La gente no cambia"
Sólo los cobardes que no se atreven a dejarse la piel haciéndolo.

Llena el vaso hasta que sea imposible verlo medio vacío.
Cambia todos los "peros" por "síes".
Convierte tu mayor desesperanza en fuerza.
Deja marchar tu susceptibilidad.
Ama tu reflejo en el espejo.
Y nadie podrá brillar más. Nadie.

Y la luz se contagiará, como en el mar de fueguitos.
Siempre es así.

Eres más. Siempre lo has sido.
Toda tu vida estaba encaminada a este momento, y el riesgo era tomar la decisión correcta.
Lo has hecho.
Ahora síguela.
Lo estás haciendo muy bien.

La buhardilla está en obras, y está quedando preciosa.
La niña arranca el papel de la pared con las uñas y cambia el suelo tabla por tabla.
La chica anda por la cuerda floja como si tuviera alas en los pies.
La sombra se esfuerza por dejar de serlo.
Y Bilet da toda su fuerza sin un ápice de maldad o de crueldad.

Funambulista.
Con la música del aire
Y las olas del mar
Recorriendo un camino de hilo de pescar
dejando que los pies aprendan dónde van
Dejando que el corazón guíe cada paso
Decidida a volver el Mundo a su favor.

Y el final del hilo será el triunfo
la felicidad
el comienzo de un camino tan distinto...

No es malo el miedo
no es mala la tristeza
son necesarios
Son las pruebas que el camino pone para demostrar que se está haciendo bien.
Para comprobar que eres merecedora de lo que te espera al final.

Cada vez que decides no estar triste
Cada vez que decides ser más fuerte que el miedo
Cada vez que rechazas sentirte sola
Es un triunfo. Y es un paso al frente en el fino camino que te sustenta.

Eres otra. Has dejado atrás la piel muerta.
Continúas quitándote jirones.
Y serás luz
la luz que muchos vieron encerrada y que sacarás.

Un paso más, funambulista, niña, artista.
Y el camino estará aún más cerca.

No sabes cuánto te admiro.
No sabes cuántas ganas tengo de que llegues al otro extremo del hilo.

Descansa, funambulista, y coge fuerzas
para las pruebas que aún han de llegar
y que superarás con nuevas sonrisas.

Recuerda ser semilla, tallo, raíz, árbol y mujer.

Y correr.
Y volar.
Y nadar.

Funambulista.
En el camino más importante.
Demostrando lo imposible.
De la mejor de todas las maneras.

Y cierra de nuevo la puerta.
Y deja que me acurruque.
Y confía.
Y crea.

Y...




1 comentario:

  1. Tremendo texto... esta usted empezando a dominar el lenguaje de los magos...

    ResponderEliminar