14 de octubre de 2013

Automático

Noche
Suave
Calma
Tiempo
Paciencia
Reloj
Manecillas
Tic
Tac
Tic
Tac
Calefacción
Ruidos en la pared
Móvil
Luz verde
E-mail
Palabras desasosegadas de quien lo quiere abarcar todo
Respiración
Sonrisa
Calma
Una
Dos
Tres
¿Por qué correr teniendo botas de montaña?
¿Por qué darse prisa si puedes sentir el viento en los ojos?
¿Por qué gritar si puedes cantar aún más fuerte?

Rabia
Filo
Decisión
Orgullo
Satisfacción
Un paso
Y otro
Y otro más
Mirar atrás con la vista clara y el Alma tranquila
Peldaños subidos con sangre, y dejados atrás con alegría.
¿Eres capaz de contarle las pecas a la Luna?


No

Y más todavía
El sí siempre avanza con más facilidad
El no bloquea
¿Quién quieres ser?
¿Cómo quieres ser?

Perdí un zapato y lo encontré tras la puerta, escondido.
Me esperaba, pero yo no lo sabía.
Y se hizo viejo esperando.

Una mañana
Despertador
Desayuno
Instituto
Angustia
Futuro
Cofre
Brillante
Sábado
Pañoleta
Regalo
Sonrisas
Puedo
Y otro puedo
Y aún un puedo más

¿Por qué no voy a poder, si soy más fuerte?
Valor
¿Vale más el oro o quien le pone precio?
¿Cuál es el precio de un pecio
hundido en la mar?

Palabras en lenguas desconocidas, caracteres extraños, que parecen querer atarme los pies... 
Pero que en realidad construyen nuevas puertas por las que cruzar.

Eres más fuerte que todo eso
Eres más grande que todo eso

Mira hacia atrás
¿Ves tus alas?
Las llevaste siempre, pero no te permites liberarlas
¿Y si vuelas?
¿Y si sueñas?
¿Y si dejas que el Sol
te las acaricie
al pasar?
Son tuyas, has de hacer de ellas
lo que quieras.

Pero decide sabiamente.

Equivócate. De nuevo. Otra vez.
¿Qué ha pasado?
Nada.
Eres más sabio.
Más fuerte.
Y el mundo sigue girando.

Un abrazo
Una carta
Un saludo con la mano izquierda
Un punto de luz concentrado en una tabla de madera, abriendo un camino de fuego
Brillas
Más de lo que imaginas
Menos de lo que puedes

Alza los ojos
deja que
la
lluvia
los llene de luces nuevas

Y mañana
será
otro día

Lleno de fruta fresca para el que sepa recogerla
y morderla
y hacerla suya.

Y si no, pues no pasa nada
pondremos de nuevo la bandera a media hasta
y haremos leña del mástil caído
para calentarnos las manos
al son de las guitarras

Que la Llorona llega al Alma, 
pero sólo si es compartida.

Buenas noches, tú que lees y entiendes.
Y descansa
que mañana
ha de traer vientos nuevos.
Lo prometo.





No hay comentarios:

Publicar un comentario