6 de junio de 2012

Junio, ¿ser o no ser?


Cuando el que se inventó los meses del hemisferio Norte hizo junio, lo creó luminoso, soleado, caluroso... Hizo que junio nos sugiriese piscina, playa, vacaciones, exámenes sudando como pollos... Hizo que junio fuese la puerta del verano.
También quiso meter miedo al personal, inventando refranes como aquel absurdo de "hasta el cuarenta de mayo no te quites el sayo", por si alguna vez el sistema se colgaba, y caía una tormenta veraniega. Pero en el fondo era por curarse en salud, él sabía que junio era, definitivamente, la llegada impepinable del buen tiempo.

Pero cuando tocó aplicarlo a París, el encargado fue un becario inútil, gafapasta y granudo. Un capullo que aplicó el programa apretando todos los botones, a ver si así la cosa funcionaba. Se cargó el sistema, la lió bien liada, y luego se piró silbando, como si aquello no fuera con él.
Como consecuencia de su inutilidad, ahora en París el mes de junio y el mes de noviembre son primos hermanos. Junio es sinónimo de frío, lluvia, viento huracanado, exámenes tiritando de frío, ropa de verano absurda y zapatos de primavera empapados.

Y encima, los parisinos, que desconocen esta metedura de pata, si osas quejarte de que en el mes del verano caigan chuzos de punta, te dicen, indignados: "Bahhh, c'est Paris, eh! C'est pas du tout l'Espagne!" Los pobres creen que esta porquería de tiempo no es consecuencia de un becario incompetente, sino de que su ciudad es diferente a todas las demás, incluso para el clima (teoría esta muy aplicable a cualquier parisino. Y no, no tengo prejuicios, llevo un año codeándome con ellos y los conozco bien).

Así que, pese a ser junio, nos toca estar con mantita, manga larga y abrigo, para evitar morir de congelación...
Y todo por culpa de un becario...



1 comentario:

  1. Jajajajajaja si es que no se pueden dejar las cosas en manos de becarios inútiles... Quizá simplemente trató de ser original, esto pasa a veces con la ignorancia. "Voy a revolucionar el mundo de la meteorología, todos los climas querrán copiarme y me haré rico!" Pensaría...

    Paro al final no paso eso, sin embargo como buen parisino admiraría su obra como si no hubiera otra igual.

    ResponderEliminar